Venus en Escorpio

Venus en Escorpio

Venus es el planeta a través del cual sentimos placer, Escorpio es el signo de la intensidad y el misterio. Cuando Venus está en Escorpio aparece su cara B, la que suele estar oculta.

La belleza escorpiana se ve realzada con Venus en este signo pese a que esté en su signo de exilio. Venus aquí no se encuentra cómoda porque no puede expresarse. La energía escorpiana no le permite desarrollarse y, en consecuencia, le cuesta mucho acceder al placer y le supone un esfuerzo importante atraer y relacionarse.

Escorpio le aporta a Venus intensidad, drama y una gran tendencia a la frustración. Es una posición bastante relacionada con el movimiento gótico.

Es una Venus sufridora, posesiva, obsesiva, celosa, insegura y poco conciliadora, pero es una Venus resistente y con capacidad para resurgir de sus propias cenizas, como el ave Fénix.

Cómo son las personas con Venus en Escorpio


Las personas que tienen a Venus en Escorpio en su carta natal son personas que, quizás, no podemos clasificar como guapas pero sí tienen un atractivo muy especial. Son esas personas que no sabes por qué, pero te gusta mirar… y tienen algo que atrapa. Ejemplo de ello son Demi Moore -no tiene nada especial pero, ¿alguien puede decir que no es atractiva? o Carla Bruni-.

Y es que son el retrato andante de la expresión que reza que la belleza está en el interior… pero no como personas, que también puede ser, sino que emiten algo especial -físicamente- que engancha.

El enganche y Venus en este signo también tiene su miga, es algo que describe a las personas que lo tienen en su carta natal, Venus aquí puede estar dale que te pego a la misma historia hasta que se acaba llevando el gato al agua.

A diferencia de prácticamente todas las Venus aquí son Venus cazadoras, no se sientan a esperar a la presa y si tienen que ir dejando miguitas de pan por el camino, lo hacen. Si las miguitas no son señal suficiente pasan a las flechas.

Vanidosas y ‘extrointrovertidas’, pueden ser el alma de la fiesta o desaparecer en el más absoluto ostracismo por voluntad propia.

No saben concibir las emociones desde el equilibrio así que Venus en Escorpio puede enamorarse profunda e intensamente de ti… o puede odiarte hasta el tuétano. Si es el segundo caso no estás de suerte: el emblema de Venus siempre es “yo no quiero hacer daño, pero que tampoco me lo hagan”, aquí esto se transforma en un “yo no voy a hacerte daño si no me lo haces, pero como me lo hagas tardarás 82 vidas en pagar las consecuencias”.

Son personas vengativas, aunque dependerá de su Marte, principalmente, y elementos que les respalden del resto de la carta para ejecutar o no-.

Celosas, posesivas, rencorosas, inseguras, arrogantes, vanidosas, sensuales y, en muchos casos, sexuales.

Venus en escorpio es el jadeo que precede al beso.

Suelen vivir el amor de forma intensa y bastante desequilibrada. Son un detector de mentiras con patas y, además, como calan a las personas de forma profunda e íntima saben percibir perfectamente cuando el partner está inseguro, se replantea la relación o no está siendo honesto. Hay veces, incluso, que estas inseguridad pueden pasar desapercibidas para la propia pareja y es Venus en Escorpio quien detecta que las cosas no están como “deben”.

Pese a que no es el signo que más favorece a Venus, las taurinas o libranas que tienen a su regente en este signo suelen ser personas que se identifican bastante con el arquetipo de Venus aunque su vida sentimental suele ser algo más ajetreada y ellas suelen ser bastante más exigentes -la experiencia- y perfeccionistas.

venus en escorpio
La Venus en Escorpio en casa VIII de Demi Moore en acción

Venus en Escorpio es una Venus guerrera -está en territorio de Marte y Plutón-, profunda, activa, perceptiva o intuitiva que llora más que nadie, sufre más que ninguna otra y saborea las mieles del placer como no lo hará tampoco en otro signo.

Venus en tránsito por Escorpio

Venus no está cómoda en Escorpio, se ve obligada a dejar de lado la pasividad para volverse mucho más activa y volcánica que en cualquier otro signo.

Cuando Venus transita por Escorpio es fácil que haya más peleas por celos de lo habitual ya que Venus aquí se vuelve desconfiada, escudriña a la otra parte en busca del fallo o error y reacciona con acidez a aquello que no le cuadra o no le gusta.

Su tránsito sí es óptimo para otorgar profundidad e intimidad a la relación ya que Venus aquí prefiere la calidad a la cantidad y suele cerrar filas para poder dotar a las relaciones de mayor intensidad.

Con su tránsito por este signo Venus favorece la sensualidad y la sexualidad. Sin chabacanerías ni cutreces, pero con mayor magnetismo y ritmo.

Venus también alimenta los conflictos porque favorece la tensión en todos los aspectos, la pasión vertical y horizontal no gustan por igual… pero pasión es.

Fechas en las que Venus transitará por Escorpio

Desde el 9 de septiembre hasta el 31 de octubre del 2018

→ Desde el 5 hasta el 31 de octubre lo hará retrogradando: las discusiones tienen como origen problemas pasados, la necesidad de intimar se acentúa a la vez que origina mayores inseguridades y necesidad de apartarse como forma de protección.

Desde el 2 de diciembre hasta el 7 de enero de 2019

Desde el 8 de octubre hasta el 1 de noviembre de 2019

Desde el 21 de noviembre hasta el 15 de diciembre de 2020

Desde el 10 de septiembre hasta el 7 de octubre de 2021

Desde el 23 de octubre hasta el 16 de noviembre de 2022

Desde el 4 de diciembre hasta el 29 de diciembre de 2023

Desde el 23 de septiembre hasta el 17 de octubre de 2024

Desde el 7 de noviembre hasta el 30 de noviembre de 2025