venus en aries

Venus en Aries

Venus es el planeta a través del cual sentimos placer, Aries es el signo del impulso y la iniciativa; cuando Venus transita por Aries es fácil que nos sintamos impetuosos y vehementes. Necesitamos iniciar, cortejar, tener conquistas en mente e ir forjando el camino hacia ellas para sentirnos bien.

Pero lo que rápido sube, más rápido baja; estando Venus en Aries, las oportunidades de concretar lo que deseamos van a brillar por su ausencia, dando paso a la frustración y el cambio de planes de forma bastante rápida.

Hathor, Afrodita o Venus, siempre está representada por una hermosa joven, la diosa de la belleza; es la diva del placer en los mitos grecorromanos, egipcios y la astrología. Es lo bello, el adorno, los detalles por los que merecen la pena las cosas.

Aries es el signo que da inicio, el impulso y la intención o voluntad que da aliento a los comienzos. Es un signo que nutre de mucha energía en momentos muy concretos, pero al que le falta constancia, paciencia y saber hacer o saber esperar. Aries representa la voluntad, el asalto y la fuerza.

Cuando Venus está en Aries puede verse atrapada fácilmente por las altas expectativas de Aries: todo aquello que puede obtener, ganar o sentir se hace sentir a flor de piel, con intensidad y ardor; el problema está en que Venus puede verse motivada por energías que no son afines con ella y puede resultar ser excesivamente ególatra y narcisista.

Venus en Aries está en el exilio, esto es que está en territorio nada afín a su energía y dificulta sus logros enormemente.

A ello le añadimos que la energía de Aries es “arrancada de caballo y parada de burro” y ahí tenemos un falta total de constancia para lograr lo que queremos y mesura en el esfuerzo, energía y tiempo que invertimos en ello

Venus aquí se olvida del entorno, toma preponderancia el “yo” y “mis deseos” y convierte fácilmente cualquier búsqueda como un reto, apresurado, con exigencia, impaciencia y poco tacto.

Es, por lo tanto, tiempo en el que es fácil precipitarse. Es un tránsito que favorece que nuestros anhelos brillen en formato exigencia y que se deje a un lado la sutileza y profundidad del tránsito anterior, Venus en Piscis, para dar paso a las órdenes, imposiciones y mandatos.

Es tiempo de frustración y dificultad para lograr nuestros deseos. Lo más recomendable es no marcarse metas a corto plazo y trabajar con nuestra flexibilidad y adaptabilidad, llegarán tiempos más propicios para materializar.

Económicamente hay que vigilar los momentazos en los que el narcisismo puede inducirnos a hacer gastos desmedidos en pro de proyectos que difícilmente se lleven a cabo.

Cómo son las personas con Venus en Aries

Venus en AriesCon Venus en Aries la persona suele ser bastante atrevida y directa a la hora de mostrar lo que le gusta o quién le gusta.

No son nada sutiles, pueden mostrarse como personas con mucha iniciativa y con mucho interés durante la fase de la conquista, pero es complicado mantener este interés en ellos durante un tiempo pronunciado porque suelen desviar su atención cuando logran lo que quieren o lo dan por imposible.

No son luchadores, pese a que puedan mostrarse muy decididos, son de hundirse rápidamente en las dificultades y dar por perdidas las batallas cuando no sale todo a pedir de boca.

Con facilidad para la frustración y dificultad para encontrar el placer en la vida.

Viven etapas muy diferenciadas o intermitentes a lo largo de su vida, casi podríamos decir que “van a rachas”

Impulsivos, apasionados, directos, egocéntricos, demostrativos, nerviosos, inquisitivos y mandones

Suelen tener diferentes relaciones importantes en su vida, que puede que sean estables o largas durante un tiempo, pero difícilmente rechazarán el reto de vivir una nueva experiencia y embarcarse en nuevos retos.

Su forma de seducir es indiscreta e insistente, van muy al grano porque no les gusta perder el tiempo.

venus en aries
Marilyn Monroe con su Venus en Aries

Venus en Aries lo tienen esas personas que te sorprenden a la hora de plantear una conquista, atreviéndose a dar pasos donde antes ni tan siquiera había camino -aunque eso cada vez es más complejo, vivimos la era de la libertad y libertinaje y ya les debe resultar complicadete-.

Marilyn tenía a Venus a 28º 45′ de Aries, bastante próximo al MC aunque, a mi entender, no esté conjunto.

La insatisfacción que ella sentía por lo que provocaba en los demás y viceversa no creo que sea muy necesario reseñarlo, pero fijaos que Marte y Urano en Piscis desde su casa VIII y Neptuno en casa I auparon a esa Venus descarada que conquistó -por un breve periodo de tiempo- a personajes importantes de su época y a media sociedad.

Tuvo a los que quiso pero ni como ni el tiempo que quiso. 

Fechas en las que Venus transitará en Aries

Desde el 20 de abril de 2019 hasta el 15 de mayo de 2019

Desde el 7 de febrero de 2020 hasta el 5 de marzo de 2020

Desde el 21 de marzo de 2021 hasta el 14 de abril de 2021

Desde el 2 de mayo de 2022 hasta el 28 de mayo de 2022

Desde el 20 febrero de 2023 hasta el 16 de marzo de 2023

Desde el 5 de abril de 2024 hasta el 29 de abril de 2024

Desde el 4 de febrero de 2025 hasta el 1 de abril de 2025

→ Estará retrógrado en Aries desde el 1 de marzo de 2025 hasta el 1 de abril de 2025

Desde el 30 de abril de 2025 hasta el 6 de junio de 2025

Desde el 6 de marzo de 2026 hasta el 30 de marzo de 2026

Desde el 20 de abril de 2027 hasta el 14 de mayo de 2027