911196912 806430603

Sol en Capricornio

sol en capricornio

El Sol en astrología es sinónimo de ego. No hay que confundir el ego con el orgullo, al menos en este caso. El ego eres tú. El Sol representa a tu espíritu, tu esencia, tu fuente de energía y tu vitalidad.

Si fuésemos un bombón, y cada planeta nos aportara una capa, el Sol sería la almendrita del centro. El sabor está condicionado por las capas que te encuentras alrededor, cierto, por eso pese a que tengáis el Sol en Capricornio muchas personas cada uno tiene su forma de actuar, su forma de expresarse y su forma de sentir. Por eso no todos somos iguales aunque nuestra esencia, la “almendrita central” está ahí, sirviendo como base para el resto de las capas.

Capricornio es un signo de tierra, con polaridad negativa, cardinal y simboliza la autoridad, la responsabilidad, lo pragmático.

Su regente es Saturno, el que impone la moral y, aunque no signifiquen lo mismo porque el signo es el arquetipo que define y el planeta es la energía que se desarrolla, si llevan tintes que les “unen”.

Capricornio se asocia con la décima casa del zodíaco, su número es el 8, su color el verde oscuro, marrón y negro y su cristal la turmalina, verde y/o negra, el cuarzo y la malaquita.

¿Cómo son los y las Capricornio?

Entregados, persistentes, competitivos, líderes, cabezones, moralistas, condescendientes, tenaces, tercos, rígidos, exigentes, prácticos, ambiciosos, egoístas, egocéntricos, ególatras, pesimistas, celosos, recelosos, posesivos y portentosos.

No son intuitivos como tal pero perciben el “temblor de la tierra” antes de que lleguen terremotos en su vida y, por lo tanto, son muy, muy, muy perceptivos.

Se sienten la crème brûlée de la cocina, el ombligo del mundo y el eje sobre el que gira el universo. Las personas no hacemos cosas en esta vida; hacemos cosas con la finalidad de ignorarlos, hacerles sentir bien o hacerles sentir mal. Son el complemento indirecto de absolutamente cualquier oración. Ellos se sienten así. Ellos disfrutan así. Ellos lo sufren así.

Suelen disfrazarse con una capa de magnanimidad y otorgan a las personas que les interesan, o quieren, el favor de su presencia y su amable, y siempre acertado, consejo.

Son personas activas que encuentran en el gimnasio, o en cualquier actividad que comporte un desgaste físico, una válvula de escape y una forma de conectar con el placer.

De presencia portentosa, suelen envejecer y resistir el paso de los años (físicamente) de forma envidiable.

Elegancia, buena imagen y buena presencia; espejo en el recibidor, en el baño y en el vestidor, porque Capricornio podrá tener un mal día, una mala época o un mal año pero siempre va a salir a la calle perfectamente combinado demostrando lo que vale. No basta con ser, también hay que parecer.

Reflexivos e inseguros, es para ellos tan importante hacer lo correcto que siempre se cuestionan si lo hacen o no. Tienen una tendencia brutal a sentirse incómodos con todo aquello que sea cuestionable.

Juzgan con severidad los actos de los demás, son personas muy exigentes consigo mismas y creen que todos deben ser así por lo que cualquier acto o palabra inconcebible en su moral es severamente señalada también en los demás.

Son los eternos insatisfechos, nunca tienen suficiente aunque puedan rotularse una camiseta con “my life is perfect”. Rezumban entre sus palabras cierta dosis de prepotencia o, tal vez, desbordante seguridad. Nada más lejos de la realidad, son personas que cuestionan todo lo que les sucede, hacen o sienten. Capricornio se siente bien cuando tiene la seguridad de que las cosas están bien, el trabajo hecho… mientras tengan cosas “pendientes” no están tranquilos o satisfechos. Y en esta vida siempre hay cosas que mejorar… así que echad cálculos.

Trabajadores pluscuamperfectos, a Capricornio no le da miedo el trabajo difícil, para Capricornio no hay metas inalcanzables; trabajadores incansables que buscan la perfección en cada  una de las cosas que hacen, no son de los que entregan trabajos a medias o mal hechos. Perfeccionistas, detallistas y serios, son trabajadores acostumbrados y muy capacitados para liderar. Su afán por destacar y su innata competitividad les hace encabezar proyectos difíciles, son del tipo de persona que materializan lo que se proponen. No por suerte, por esfuerzo.

Capricornio no olvida, arrastran las afrentas dirigidas a ellos como heridas sangrantes y punzantes a lo largo de su vida. No saben cerrar capítulos.

Tampoco olvidan lo bueno y lo llevan consigo disfrutando del regusto o de sus victorias como si las hubiesen alcanzado dos días antes.

Nostálgicos de manual, cualquier tiempo pasado siempre fue mejor; eso les lleva a recordar a su “amor” a través del tiempo; las relaciones terminadas (estando Capri involucrado) siempre continúan abiertas en su mente.

Enamorados del amor, quieren una pareja al lado que les demuestre un listado de virtudes que no puedo enumerar en un post. Por muy largo que sea el post.

Ellos negarán y dirán que buscan alguien normal, pero la realidad es que quieren un portento, alguien hecho para ellos, a su medida. Como los muebles. Calculado hasta el milímetro, su pareja tiene que ser pluscuamperfecta.

No se enamoran de cualquiera, les cuesta encontrar esa persona que les llene y les de seguridad. Son de esas personas que mientras tú vives la nube de las cosquillas ellos te están poniendo en “periodo de prueba”, como falles la has jodido.

Ardientes, sexuales y con cierto aire pornostar en la intimidad, no son un signo muy imaginativo entre las sábanas, no necesitas un repertorio demasiado extenso para agradarles… pero si necesitas resistencia y aguante. No son de los que acaban rápido.

Laura Vera

Laura Vera, Tarotista y vidente española. Realizo consultas de tarot telefonico, consultas de tarot en persona y participo en programas de radio y televisión relacionados con el esoterismo

error: El contenido de esta web está protegido por derechos de imagen y derechos de propiedad intelectual. No estás autorizado para utilizar el contenido ni las imágenes.
logo
Search
A %d blogueros les gusta esto: