consultas de tarot

Qué te ofrezco

Uno de los principales errores en las consultas son, precisamente, el tipo de consulta que se escoge. Tendéis a escoger por afinidad (“me suena el tarot”, “me gusta la astrología”…), curiosidad o dando por sentado que todo sirve para predecir y no os paráis a pensar que herramienta es la más útil en función de vuestras necesidades.

Hay un cacao maravillao con el tarot y la astrología así que hoy vamos a desgranar un poco que diferencias hay entre uno y otra.

Diferencias principales entre tarot y astrología

La diferencia principal es la función. No es una cuestión de método, que también es muy diferente, es una cuestión de tener claro qué es lo que quieres resolver tú.

Tarot (y oráculos)

Los principales usos del tarot son:

Recibes mensajes y/o respuestas: El método es simple, haces una pregunta y las cartas te responden.

El pro: es muy fácil resolver dudas.

La contra: Si la pregunta es “Aries, 45, una general” (que es muy lícito), no esperes que las cartas te cuenten la historia de tu vida, te dirán “mal con novio, mal con trabajo” (lo que corresponda), quid pro quo.

❗️Ojo con las expectativas, dirigir una consulta (hacer preguntas) generalmente os lleva a:

Esperar que os resuelva la vida a través de una consulta de tarot es tener una visión totalmente nublada: puedo facilitaros información, pero las decisiones te corresponden a ti.

Hay un trabajo después de la consulta llamado “reflexión” que si te lo saltas, seguramente, la consulta perderá todo el sentido.

Predicciones: En el apartado de recibir mensajes el que más os mola es este. ¿Qué va a pasar?

El pro: si es negativo puedes empezar a gestionarlo de forma útil, no desde el lamento. Si es positivo también puedes empezar a gestionarlo (esto os cuesta más)

La contra: si estás en un punto en el que todavía está condicionado a lo que hagas, hagan, decidas o decidan, te van a hablar de posibilidades. Es importante saber si la predicción es eso o si es un baile de posibilidades.

❗️Ojo con la contra porque lo frecuente -me encantáis- es que cuando es predicción optáis por acribillar a las cartas con “¿y si hago esto?” esperando que os digan “no, él te va a dejar pero si haces esto o aquello no lo hará” y no. De igual forma tendéis a hacer lo contrario, si es un baile de posibilidades buscáis desesperadamente la confirmación al 800% de qué es lo que va a pasar sin asumir vuestra parte de responsabilidad en el desarrollo.

Conocer una situación que estás viviendo desde una perspectiva más amplia: No hace falta ir a respuestas futuras para aclarar cosas, conocer lo que está sucediendo en estos momentos o el origen puede resultar relevante, útil e interesante.

El pro: Es muy útil, básico incluso. No lo sabes todo. En el peor de los casos las cartas te confirmarán tu percepción.

La contra: perderse en cuestiones irrelevantes es fácil en este punto “¿por qué un día hace 10 años, 2 meses y 12 días me dijo que…?”

❗️Es difícil que pueda existir una predicción sin una “puesta a punto del presente”, por lo que, al menos conmigo, este primer análisis se hace sí o sí en la mayoría de cuestiones para saber el punto de partida.

Hasta aquí, básicamente, el uso de las cartas. Yo os ofrezco la alternativa a la consulta telefónica de tarot con el tarot por e-mail. El tarot por e-mail es la interpretación escrita de una tirada de cartas personalizada a tu consulta, en función de la que necesites y contrates.

Pros de la consulta telefónica: puedes ir preguntando conforme aparece la información y dirigir la consulta.

Contras de la consulta telefónica: puedes obviar aspectos importantes entreteniéndote con detalles menos relevantes pero que llamen más tu atención.

Pros de la consulta por e-mail: como no diriges la consulta las respuestas son más “lo que necesitas” y, además, tienes la tirada por escrito.

Contras de la consulta por e-mail: tienes que tener paciencia para que te llegue la tirada.

Astrología

Con la astrología tenéis un cacao importante, confundís carta astral con carta natal y carta astral/natal con “qué me depara el destino”.

La astrología parte de tu carta natal.

¿Qué es una carta natal?

Es la carta astral (todas son cartas astrales y cada una tiene un nombre diferente) que identificamos con tu personalidad, tu forma de ser, de actuar, tus dificultades, tus facilidades y el sinfín de colores que componen tu esencia.

A partir de esa carta astral podéis calcular las revoluciones -el inicio de vuestros horóscopos personalizados- con el que puedes ver la tendencia de un periodo de tiempo concreto: los rasgos de tu personalidad que van a verse enfatizados, los que vas a poder controlar más, menos, los más contundentes, lo más desapercibidos, que aspectos de tu vida van a tomar especial relevancia, si están enfocados como un paseíto o como la subida de una cuesta importante… y las fechas en las que vas a tener mayor predisposición para vivir ciertas experiencias en ciertos aspectos.

Los principales usos de la astrología son:

El psicoanálisis: entenderte a ti, que puede parecer sencillo o simple, pero ya os digo yo que no suele serlo. Un déficit de comprensión acarrea una resistencia hacia incorporaciones de actitudes que pueden resultaros imprescindibles para fluir correctamente.

El pro: A partir del psicoanálisis podemos fomentar las partes positivas de nuestra predisposición y trabajar con las herramientas adecuadas aquellas que no están bien aspectadas.

La contra: Encerrarse en lo que queremos ver es muy fácil.

Es necesario estar dispuesto a integrar toda la información como parte de un todo e identificarnos de forma creativa con nuestras tendencias en lugar de buscar una excusa para justificarnos.

El análisis de las relaciones: el análisis más conocido es el de la pareja, pero puedes contrastar tu carta con la de otra persona, no para saber si sois o no sois compatibles, sino para saber la dinámica de vuestra relación, los puntos en común, como afrontáis las divergencias y una infinidad de datos más.

El pro: Es muy útil como herramienta saber qué provoca el otro en nosotros y cómo canalizarlo o darle salida.

La contra: aferrarte a la parte que te interesa de ese análisis es algo que he observado que hacéis frecuentemente.

Pronósticos: para eso están las revoluciones solares y las revoluciones lunares, para conocer los retos a afrontar durante una etapa concreta, además facilitan fechas bastante concretas.

El pro: además de la gestión de tu tiempo es muy útil para saber que estás en una etapa con principio y fin, que puede coincidir en el periodo que observamos o ser parte de un ciclo más extenso.

Este conocimiento nos facilita afrontar lo que nos suceda desde el prisma de lo que es: un aprendizaje.

La contra: mal entendida una revolución os empuja a querer forzar las cosas o evitarlas (que es otra forma de forzar), normalmente, con el mismo resultado pero una trayectoria más dramática.

Y hasta aquí, básicamente, el uso de la astrología. Yo os ofrezco la alternativa a la consulta telefónica de astrología con interpretaciones astrológicas escritas. Las interpretaciones escritas son la interpretación totalmente personalizada -sin la intervención de

Pros de la consulta astrológica telefónica: puedes ir preguntando conforme aparece la información y dirigir la consulta.

Contras de la consulta astrológica telefónica: la consulta es más lenta, hay que analizar muchas cosas desde diferentes ángulos, por lo que la información que obtendrás está limitada a lo que nos de el tiempo (más de una hora por persona no puedo estar)

Pros de las interpretaciones escritas: la información que obtienes es detallada, abarca varios temas de forma profunda (los que toque en función de la carta) porque no estoy limitada por el tiempo para hacerla y la tienes por escrito para poder revisarla.

Contras de las interpretaciones escritas: pues llevo un rato pensando… y lo único que se me ocurre es que tendrás que esperar para recibirla entre 7 y 10 días.

Consultas evolutivas, espirituales o personales

Hay veces que recurrimos al tarot y a la astrología buscando respuestas que no necesariamente tenemos que encontrar ahí: sueños repetitivos, sensaciones exageradas, experiencias “raras” o difíciles de comprender/digerir. Obviamente si no tengo la respuesta puedo echar mano de las cartas para que nuestros guías os ayuden, pero muchas veces la respuesta es más sencilla que vuestra pregunta.

Si habéis llegado hasta esta parte del post y seguís sin tener claro qué es lo que más os interesa os dejo un diagrama que os ayudará a aclararos: ¿qué tipo de consulta necesito?

Para las consultas telefónicas, sean de tarot, astrología o evolutivas podéis pedir cita aquí: reservar cita o llamar al teléfono 931220234 para concertarla.

Os dejo enlaces para comprar las interpretaciones escritas:

Tarot por mail:

Interpretaciones astrológicas:

En el pie de página de las cartas natales encontraréis infografía para conocer la diferencia que hay entre ellas.

El teléfono 911196912 es el teléfono con el que atiendo las consultas, por lo que si llamas sin cita previa, puede que que te responda o puede que esté comunicando. Lo mismo con el teléfono 806430603, aunque en el caso de este último, si estoy comunicando o fuera de horario va a parar a un gabinete (donde “casualmente” hay otra Laura, preguntad siempre con mi apellido “Laura Vera”)

Y hasta aquí, creo que no me dejo nada, toda la información para que tengáis claro qué es lo que os ofrezco y sepáis si os encaja con lo que necesitáis.