meditaciones recomendadas

Meditaciones interesantes

Bueno, ¿quién no ha oído hablar del Mindfulness? ¿Sabéis lo que es? Se trata de tomar consciencia del momento vivido, dedicar plena atención a lo que haces o vives en este momento.

Un nombre muy guay y moderno para algo que se podría resumir en “presta atención”, pero necesitamos poner nombres cool a las acciones para que normalizar su uso. O yo ya no sé.

La cuestión es que el Mindfulness ha llamado la atención de personas que viven situaciones de estrés y deciden dedicar 15 minutos al día a su bienestar personal (los pros acaban trasladando la actitud a la mayor parte del tiempo, pero no nos engañemos, eso no lo hacemos ni tú ni yo).

Está muy bien dedicarse atención a uno mismo, ¿cuánto te dedicas tú?

¿Cuánto tiempo te dedicas con plena consciencia y atención a ti mism@?

¿Qué haces cuando te duchas?, ¿cantas?, ¿piensas en lo que tienes que hacer cuando salgas de la ducha?, ¿reproduces mentalmente situaciones o datos que has vivido o recibido poco antes?, ¿te peleas con el grifo y el agua caliente?

¿Y mientras comes?, ¿ves la tele?, ¿hablas con alguien?, ¿lees periódicos digitales?

Cuando estás modo reposo antes de acostarte, ¿móvil?, ¿tele?, ¿libro? Quizás si tienes suerte, ¿sexo?

Ve descartando todos los ratitos “libres” y calcula, ¿cuánto tiempo te dedicas a hacer introspección o a revisarte a ti misma y a tu estado?

Sí, lo sé, el mindfulness no se trata de juzgar o valorar, pero es que la importancia del mindfulness es que prestes atención al momento y, realmente, en el momento estás tú. Prestar atención a la tele y centrar todos tus sentidos en lo que sucede en ese momento en la tele no es mindfulness. O no es prestarte atención a ti, y nos tenemos abandonados.

Nos hemos inventado agendas imposibles para poder justificar que nos dejemos en un segundo plano.

Hay que quedar con amigos, hay que limpiar la casa, hay que trabajar, hay que atender los niños, hay que ir a hacer la compra…

Vivimos una vida tan estresante y tenemos tanta necesidad de aparentar una agenda más ocupada que la de Letizia que ni tan siquiera os permitís -mayormente- hacer una consulta desde un momento de tranquilidad, voy con vosotras desde el manos libres del coche hasta el trabajo.

Para.

¿Tan poco vales como para no dedicarte cada día un par de horas?

¿Es más importante todo lo demás y todo queda en un segundo plano?

Frente a eso una de las opciones, que no la única, es la meditación -el mindfulness es una actitud pero suele empezar por un tipo de meditación muy concreta-.

Suelen ser breves, (si te digo que dediques dos horas del tirón al día a contemplarte dejas de leer esto) te permiten relajarte porque empiezan por ahí precisamente, por la relajación, te hacen sentir bien contigo misma (¡me he dedicado tiempo!) y suelen ir de la mano de alguna revelación más o menos interesante porque, de repente, mientras estás meditando, esa gran idea o esa gran solución aparece “de repente”.

Así que no me enrollo mucho más, os dejo las meditaciones de Youtube que he probado -son gratis y ninguna supera la hora- para que podáis ir trasteando en esto de las meditaciones, a ver qué os parece experimentar el arte de dejar todo lo demás aparcado un ratito al día y poder dedicarte a ti y tomar plena consciencia de tu momento.

Recordad que meditar no consiste en dejar de pensar sino en eliminar los “pensamiento basura”, es decir, en pensar correctamente eliminando el ruido.

Meditar para manifestar 5 deseos

Quizás lo más interesante de esta meditación no sea sólo el hecho de pedir los deseos -y el desarrollo, que es precioso- sino de observar cuales son tus prioridades a la hora de pedirlos, el orden, lo que pides, lo que te aseguras de que vaya “primero”.

Es super relajante, con música asiática de fondo que rompe el monotemático repertorio meditacional.

Dura 21 minutos, ¿tienes 21 minutos para ti y para darte cuenta de qué quieres y cómo lo quieres?

Meditar para contactar con tu ser superior

42 minutos de absoluta delicia, más allá de si lo que ves o visualizas crees que te lo estás inventando o no, no importa, todo es parte del lenguaje de tu insconsciente así que todo estará bien.

Meditar sin perseguir ningún objetivo

A esta meditación la podríamos llamar 20 minutos de relax “porque sí” y es que no te va a conducir a buscar conclusiones o conectar con nadie, simplemente va a ayudar a que te relajes a través de sonidos ambientales. ¿Necesitas eliminar tensión? Esta es la tuya.

Dura 20 minutos.

Meditación para revisar registros Akashicos

Que igual ni sabes lo que son los registros akashicos, no importa, el viaje está garantizado.

Maravilla de meditación.

Esta resérvala para el día que tengas tiempo después para poder pensar en lo que experimentes.

Dura 33 minutos.

Meditación para contactar con tus guías

Lo que más me gusta de esta meditación es que para relajarte en lugar de hacer el clásico “relaja tus pies, relaja tus brazos” te permite hacer un recorrer por lo que yo entiendo que es el lago de la vida.
Estupendísima para liberar emociones negativas, recibir consejo o el contacto con los guías, aunque parezca lo principal, considero que es algo secundario, lo importante es tu recorrido durante estos 28 minutos.

Al igual que en la meditación para contactar con tu ser superior, si te lo inventas o es real, no importa. Importa que parte de ti.

Meditación

“No intentes adoptar ninguna postura que no sea cómoda para ti”.
Es la joya de la corona de las meditaciones, muchos os quedáis dormidos intentando hacerla las primeras veces, no importa, está bien.
Es una maravilla de meditación, es la entrega total de la consciencia a la conciencia.
Dura 36 minutos.
Es la propia resistencia que presentas a tu propia existencia la que determina si te parecen 2 minutos o te quedas dormido por el camino, o se te hace eterno.
Recuerda que no es la meditación, porque esta no te lleva a hacer nada, simplemente observarte, eres tú quien es liviano o denso.

Y hasta aquí mis recomendaciones, si encuentro más meditaciones maravillosas como estas las iré actualizando en este post, ¡así que guardadlo como favorito!