911196912 806430603

Sobre los amarres de pareja

No pensaba escribir sobre esto hoy, ahí tengo a ‘Mercurio en Capri’ esperando a que acabe de redactarlo, pero he creado el grupo de “damnificados por Capricornio” y ya me he encontrado con el típico comentario de quien se mueve en el mundo esotérico y empieza a desequilibrar sus vivencias en favor de lo no visible, “mis exs me hicieron amarres de pareja”.

Bueno, partiendo de la base de que os dejé mi opinión en este post hace bastante tiempo: los amarres de pareja son un timo, os imaginaréis que no creo demasiado en las magias de “amor” ni en movidas similares… pero quiero explicaros porque no creo en esas cosas, así que ahí va.

10 motivos por los que no creo en los amarres de pareja

  1. Creo que nuestra mente es creadora, por lo tanto, difícilmente pueda afectarte algo en lo que no crees. ¿Qué posibilidades crees que hay de que te ataque un zombie? Pues eso mismo…
  2. Mi post hizo bastante pupa. Si existiera la magia se supone que todos estos haters superpoderososmagosyhechiceros que tengo en el sector me habrían crucificado. Desde el 2013 habrán tenido tiempo, digo yo. No fueron 3 ni 4 los que me amenazaron con ello. Aquí estoy, vivita y coleando. Y con la misma pareja desde hace años. Y sin tener cáncer ni mierdas de estas que tan “amablemente” me desearon para mí y mi familia.
  3. Creo en la magia, sí. Sé que hay gente (muy pocas personas) que mueven las energías de una forma importante, sí. Que no la mueven porque se les vaya el novio porque se toman en serio lo que hacen y la magia, también. Que la mueven para ellos mismos y para adulterar la realidad de otras personas, también. Lo he visto. Creo en lo que veo y créeme si te digo que si te hacen un amarre de pareja, no lo cuentas. Enfermedades importantes, graves accidentes… porque los verdaderos amarres no son un “lo endulzo y que me quiera otra vez”, a lo happy. No. Son una invasión de la libertad de otra persona y, por lo tanto, se hace con violencia. Y la otra persona no es que esté pensando en ti reenamorándose y dándose cuenta de que eres el amor de su vida, es que enferma en todos los aspectos de su vida si no está cerca tuyo. Pero no en plan “uy, que me salen las cosas un poco torcidas”.
  4. Porque conozco este sector desde dentro y la mayoría de los que venden estas movidas no lo hacen porque crean en ellas, lo hacen por pasta. Que no conozco a la mayoría, cierto. Conozco a muchos y de los que están metidos en cometarros de estos el 99% lo ven como una forma de ganar pasta. Sin hacer nada. Que hagan primero el trabajo y cuando tengas el resultado te cobren. Como mueven tan bien la magia fijo que están en el dólar y el material puede esperar a que veas que es real para cobrártelo. Ya verás que no.
  5. Porque conozco la vivencia de terceras personas. Personas que me llaman, y me cuentan que otras personas les han dicho que llevan un trabajo. Personas que viven días, semanas, meses y años angustiadas. Y es darle un nuevo enfoque a las cosas sin tener en cuenta ese tipo de ideas y, de repente, reaparece su “buena suerte”.
  6. Porque también conozco a personas que se han dejado verdaderos pastones de dinero en este tipo de cosas. Y nada, ahí siguen esperando laaaaaargo tiempo.
  7. Qué casualidad que siempre que haces un amarre de pareja la otra persona también ha mandado hacer cosas y tienes que enzarzarte en hacer una y otra vez el mismo trabajo. También está la versión “su nueva novia está haciendo amarres”. Todos hacemos cosas. La mayoría de la gente no cree pero fíjate que ahí sí.
  8. Porque nos pasamos la vida entera aprendiendo a crecer espiritualmente. El esoterismo es tan extenso como nuestros días, o más. ¿Pero esta gente ya conoce los secretos para controlar dimensiones, energía, tiempo, sentimientos y mente de los demás? ¿Son superdotados espirituales? Porque no tienen mucha pinta de eso… la verdad.
  9. Porque la mayoría de los que promueve ese tipo de cosas son personas que no viven una vida sentimental plena. Es como si una peluquera llevase raíces y las puntas achicharradas, igual de lógico.
  10. Es normal que cuando vives una ruptura sientas que las cosas no van bien. Los momentos de cambios son momentos que asimilamos como malas rachas pero que estés pasando un mal momento no tiene que estar enlazado con un trabajo de magia.

Así que si has consultado y te han dicho que llevas un amarre no te sugestiones y continua con tu vida; si te han recomendado que lo hagas no creo que ganes nada, en cualquier caso ganarás un poquito de efecto “boomerang” o Karma y recibirás lo que haces, deseos de manipularte.

Laura Vera

Laura Vera, Tarotista y vidente española. Realizo consultas de tarot telefonico, consultas de tarot en persona y participo en programas de radio y televisión relacionados con el esoterismo

error: El contenido de esta web está protegido por derechos de imagen y derechos de propiedad intelectual. No estás autorizado para utilizar el contenido ni las imágenes.
Search
A %d blogueros les gusta esto: