La baraja gitana rusa

El otro día os hable del oráculo de Lenormand y hoy quiero presentaros a la Baraja Gitana (rusa).

La baraja gitana es un oráculo que se utiliza para predecir acontecimientos muy próximos. No funciona como las cartas, no barajas las cartas y haces diferentes tiradas e interpretas las cartas siguiendo un orden o un sentido.

Cómo funciona la baraja gitana rusa

Son cartas bastante grandes, cuesta un poco barajarlas si no tienes experiencia pero verás que le coges el tranquillo rápido.

Primero hay que barajarlas para limpiarlas, de 5 a 10 veces, según dice el libro de instrucciones.

Luego tienes que barajarlas 7 veces haciendo una pregunta concreta o en general, pensando en alguien.

Cuando estás barajando es importante que no te adelantes. Con esta baraja o con cualquier oráculo o tarot, no puedes barajar pensando en lo que te saldrá, tienes que centrarte en la pregunta y olvidar momentáneamente si crees que saldrá bien, mal, etc…

Una vez que has barajado las 7 veces indicándole a las cartas qué preguntas o sobre quién quieres saber, cortas el mazo con la mano izquierda.

Coges el monto que está abajo y lo pones sobre el que estaba arriba, invirtiendo el orden.

Ahora ya puedes poner las cartas, tienes que ponerlas todas en el orden que verás en la siguiente imagen:

tirada baraja gitana rusa

Las cartas están divididas en 4 partes, cada lámina tiene 4 triángulos con media imagen y un número con una flecha en cada triángulo, así:

carta baraja gitana

Las imágenes están divididas en 2 partes, una mitad está en una lámina y la otra mitad está en otra lámina. Unidas componen un dibujo y ambas tienen el mismo número.

Lo primero que tienes que hacer es fijarte en si coincide la mitad de una imagen de esta lámina con la mitad de la imagen en la carta que tienes de forma colindante, así:

lectura baraja gitana

En el ejemplo de la imagen vemos que coincide el número 5 así que giramos las cartas para unir esa imagen, así:

baraja gitana

Para poder unir dos cartas y formar una imagen las cartas deben tocarse previamente, si hay una carta en medio no se pueden unir. Da igual si una carta está arriba, abajo, a la izquierda o a la derecha, lo importante es que no tengas que mover de su posición la lámina para poder unir los dos triángulos y formar la imagen.

Las cartas pueden rotarse sobre sí mismas para poder formar el dibujo pero no pueden cambiar de posición, es decir, si cuando has echado las cartas una de las láminas queda en 6ª posición podrá rotarse para unirse con la carta que tengas en primera, séptima o undécima posición. No podrá unirse a ninguna más.

Si fuese la séptima carta podría rotar para unirse a la segunda, sexta, octava o duodécima. Izquierda, derecha, arriba o abajo.

Dependiendo de cómo tengas que girar las dos cartas para que se unan, la flecha que va en el cuadrado donde está el número estará en una dirección o en otra.

Por ejemplo, hemos unido la quinta carta que es “la leña”.

Nuestra flecha está para abajo (primera posición) así que en el librito que acompaña a estas cartas buscamos el significado de la leña y leemos sólo el apartado que hace referencia a la primera posición (en el librito se indica la correspondencia de los apartados con la dirección de la flecha).

Te recomiendo que eches las cartas separadas un poquito entre ellas así cuando unas cartas las pongas pegaditas y hayas acabado de buscar qué imágenes coinciden podrás ver rápidamente las figuras que se han formado.

Hay veces que una misma carta puede unirse a dos cartas del entorno.

En el ejemplo de antes si debajo de esa carta hubiese estado la lámina que tiene la mitad del dibujo número 2 hubiéramos podido leer 2 dibujos, primero unimos una imagen y luego leemos la otra.

A mí me gusta echar estas cartas con 3 o 4 garbanzos al lado. Si tengo una carta que vale para unirse con dos cartas la uno a una y le pongo un garbanzo encima, así cuando leo la interpretación puedo recordar que no sólo está el dibujo ya formado, está el otro.

Cuando has acabado de unir cartas tienes que coger el libro y buscar el significado de todas las imágenes que se hayan unido en la posición en la que hayan quedado, lo verás en la flecha.

La última carta de todas se interpreta de la siguiente forma:

  • Si puede formar una imagen con alguna de las cartas del entorno se lee primero esa imagen. Luego leemos las otras tres imágenes que le acompañan en la lámina aunque no estén completas, siempre en la posición 1.
  • Si no forma imagen con ninguna carta colindante hay que interpretar las 4 imágenes en función de la dirección en la que aparecen. Una será hacia arriba, la otra hacia la derecha, la otra hacia la izquierda y así.

La última carta es la carta que nos da la información “final”, la conclusión, como acabará la circunstancia por la que preguntas o cómo terminará el ciclo que esté viviendo la persona por la que has preguntado.

En función de mi experiencia con ellas:

  1. En el libro recomiendan que no se echen los domingos. Yo las he echado casi siempre en domingo porque las uso con mis amigas y es el día que libro. Funcionan igual. Espero que no se ofenda Svetlana.
  2. Funcionan muuuuuuuuuuy bien, dan respuesta a acontecimientos que suceden de forma rápida o inminente. A largo plazo no responden o en mi caso no he visto que ninguna de sus predicciones fuera a largo plazo.
  3. Las puede utilizar cualquiera, tengo amigas que lo único que saben del Tarot es que tienen que escoger monto cuando corto y, sin embargo, con estas sí se atreven y saben interpretarlas (con el libro, como yo) sin problema.
  4. Si te da cosilla meterte con cartas de Tarot por aquello de “saldrá lo que yo quiera o funcionará de verdad” son una buena forma de empezar, aunque no tienen nada que ver con el Tarot, le irás cogiendo el gustillo a esto de los oráculos.
  5. Las cartas son fantásticas y te dicen lo que hay, las malas noticias también las dan, a estas no puedes decirles lo de “dime sólo lo bueno”, tampoco puedes cerrarte a creer las cosas buenas “no creo, no creo”.
  6. No te recomiendo que le preguntes lo mismo 200 veces. Es como el Tarot, si te tiras todo el día preguntándole las mismas cosas al final no te responden.

Puedes comprar la baraja + el libro (sin el libro no vais a poder interpretar nada) en cualquier librería, en el corte inglés… si no lo encuentras pregúntale a la dependienta porque seguro que lo tienen o lo pueden pedir, no hace falta que vayáis a una tienda esotérica para comprarlo.

Si no os aparece ninguna imagen es que no hay cambios sustanciales o que no has estado muy concentrada a la hora de echarlas. En el libro no recomiendan volver a echarlas si eso sucede el mismo día, yo no me he encontrado en esa situación pero por analogía al Tarot os recomiendo lo mismo, si no quieren responder o te has equivocado tú y las has echado sin estar concentrada o no hay nada que contar… si vuelven a no aparecer imágenes el segundo día creo que se debe interpretar como no news, good news.