cuadrantes y casas

Hemisferios y cuadrantes en astrología

Una carta astral siempre empieza igual, empieza con este círculo:

carta astral

Una vez tenemos este círculo empezamos a componer con grados, casas, signos… pero hoy vamos a empezar por el principio: los hemisferios  y los cuadrantes.

Si dividimos la carta astral en dos así:

Con una línea que llamamos “Línea del horizonte”

Tendremos dos hemisferios:

hemisferio superior

En la parte superior tendremos el hemisferio superior y en la parte inferior tendremos el hemisferio inferior:

hemisferio inferior

La línea del horizonte atraviesa el círculo desde el ascendente hasta el descendente, por lo tanto podremos saber también donde están estos dos puntos de la carta astral:

En la parte izquierda de la Línea del horizonte tendremos el ascendente y en la parte derecha de la Línea del horizonte tendremos el descendente:

El ascendente y el descendente son ángulos de la carta astral y son puntos importantes:

La carta astral “empieza a leerse” desde el AC dirección descendente a través del hemisferio inferior, es decir, en dirección contraria a las agujas del reloj.

El AC es la cúspide de la casa I y, por lo tanto, el DC es la cúspide de la casa VII.

Hay que tener en cuenta los aspectos que reciben, el signo en el que están y un largo etc., pero como os he dicho, hoy vamos a empezar por el principio.

Vamos a llamar al ascendente AC:

El descendente es DC

Lo primero que hay que hacer para interpretar una carta astral es valorar la distribución de los planetas respecto a los hemisferios.

hemisferios

El hemisferio inferior representa el “yo”, los anhelos íntimos y la visión subjetiva. Es donde se encuentran las casas relacionadas con lo personal, con las percepciones internas, con las raíces y el origen, con lo que parte y mora en nosotros.

El hemisferio superior representa a los demás, la huella que dejamos en ellos y viceversa. Es donde se encuentran las casas relacionadas con nuestra forma de interferir en el mundo, con la percepción que tenemos de los demás, las valoraciones objetivas y lo que se hace dirigido de forma consciente.

Las casas que hay en el hemisferio inferior son casas nocturnas.

Las casas que hay en el hemisferio superior son casas diurnas.

Una preponderancia de planetas en el hemisferio inferior dotará al nativo o a la carta de esa energía, será, por lo tanto, un ser o momento centrado en sus propias inquietudes, que valorará los hechos y las personas de una forma subjetiva, dejándose llevar por el inconsciente o lo intuitivo.

Una preponderancia de planetas en el hemisferio superior dotará al nativo o a la carta de esa energía, será, por lo tanto, un ser o momento expansivo, que se dejará influir o querrá influir en los demás, con tendencia extrovertida que valorará los hechos y las personas de una forma objetiva guiando sus acciones de una forma consciente.

La carta también podemos dividirla en otros dos hemisferios más a través de una línea llamada Meridiano:meridiano
El Meridiano divide la carta, a la izquierda tenemos el hemisferio oriental:

hemisferio oriental
Y a la derecha el hemisferio occidental:

El Meridiano va desde el Medio Cielo que está en la parte más elevada de la carta:

medio cielo

Hasta el fondo del cielo que en latín es Imum Coeli y no nos hemos dignado a traducir porque queda más mono así:

Señalaremos el Medio Cielo con las siglas MC y el fondo del cielo con las siglas IC:

ic

El hemisferio oriental define una energía guiada por la necesidad de autodeterminación o independencia, es la energía “Catalunya” (es broma).

La preponderancia de planetas en el hemisferio oriental define que la persona o el momento tienden a ser activos, buscando su propio destino y teniendo iniciativa. Es la búsqueda del control.

El hemisferio occidental define una energía motivada por los demás, es la integración de “los otros” en nuestras perspectivas. Sería la energía Tabarnia 😉 (#FreeTabarnia).

La preponderancia de planetas en el hemisferio occidental define que la persona o el momento tienden a ser pasivos, dejándose llevar o supeditándose a las experiencias relacionadas con los demás.


Por lo tanto, en el momento de valorar una carta astral y empezar a interpretarla hay que empezar por aquí para saber cómo definir la energía preponderante del individuo o el momento.

La división por hemisferios resulta así:

Y da lugar a los cuadrantes:

Como la línea del horizonte y el meridiano dividen la carta desde las cúspides de las casas I, IV, VII y X, los cuadrantes “engloban” a las casas pertinentes:

Puede que tu carta astral o la carta que quieras interpretar no se parezca a esta y sea algo así:

Las casas no siempre tienen el mismo tamaño, por lo que para calcular la división de los cuadrantes tendrás que hacer una línea imaginaria desde los ángulos. Para ello debes buscar las cúspides de las casas angulares:

Una vez hayas hecho la división podrás ver con claridad dónde están los planetas de la carta astral. Pueden estar en un solo cuadrante, en dos, en tres o salpicados alrededor de la carta astral.

Antes de pasar a eso os dejo el resumen de la energía de cada cuadrante:

Las prioridades de cada individuo cambian en función de donde se agrupen la mayoría de sus planetas:

Podemos obtener mucha información observando esto, algo que parece sencillo pero que señala fácil y rápidamente las motivaciones y la energía de una carta astral.

1 comentario en “Hemisferios y cuadrantes en astrología”

  1. Pingback: Los ejes en las casas astrológicas ⋆ Laura Vera · Blog Oficial

Los comentarios están cerrados.