911196912 806430603 consultas@lauravera.es

¿Estaba loca Juana la loca?

Hoy Juana, reina de Castilla por mérito propio -qué rabia me da cuando leo que fue la “esposa de Felipe”, por muy hermoso que fuese, Felipe fue su esposo y no al revés-, cumpliría 538 años y vamos a rendirle nuestro pequeño homenaje desde aquí.

Deberían nombrarla patrona de las mujeres que sufren por amor.

Sí, si sabéis de historia me diréis que nació el 6 de noviembre. Es correcto, pero no fue con el calendario gregoriano, así que ajustándolo a nuestro calendario la fecha que nos da es esa, el 15 de noviembre.

A lo que interesa, ¿estaba Juana loca? ¿la volvieron loca? ¿la historia se cuenta para justificar o realmente tenía predisposición a enloquecer por amor?

juana de castilla carta natal

Empecemos analizando la carta natal de Juana de Castilla:

Juana nació con el Sol en conjunción al ascendente y a Mercurio en Escorpio.

Las personas que tienen el Sol en conjunción al ascendente son personas con ego bastante importante, sienten una gran seguridad en ellos mismos por lo que Juana era una mujer que no buscaba el consentimiento de otros para actuar. 

Su forma de comunicarse era digna de ella, como hacen las escorpio, con decisión y dando siempre en el detalle. Su capacidad intelectual no aparece que fuera mermada, al contrario, Juana tiene rasgos en la carta de ser una persona sin dificultad para entender y aprender, es más, esta conjunción lo que señala es que era una mujer con ganas de saber, no se quedaba en lo superfluo.

juana I de CastillaAdemás de ser escorpiana, que ya suelen ser cabezonas, testarudas y obstinadas; no quería escuchar la opinión de terceras personas para actuar de una forma u otra, no era una persona influenciable por otras personas, era una persona que se dejaba influenciar por sus propios dictados y emociones. Si algo tiene Escorpio es que es un signo desconfiado, aprenden sólo a través de sus propias experiencias y escuchan solamente lo que ellos pueden gestionar o integrar. Buscan tener información porque les gusta llegar al fondo de lo que sea que les preocupe, quizá de forma algo obsesiva, pero siempre comprobándolo por ellos mismos.

Los regentes de Escorpio son Marte que está en Libra (exilio) en conjunción a Plutón corregente de Escorpio que también está en Libra, su signo de caída. Que estén juntos lo único que tiene de bueno es que hace que tengas muchos números para salvarte de un gran accidente (naufragó y sobrevivió en su camino a Flandes).

Neptuno y Urano también están en conjunción en el ascendente, de ahí le viene la fama al galgo: Urano en conjunción a Neptuno hace que la persona pueda presentarse como alguien atormentado y lleno de dolor (viendo el resto de la carta no me extraña que ello percibiera su existencia así). También indica esta conjunción que la persona es consciente de que las personas que tienen influencia en su vida les manipulan (loca no estaba).

De momento vamos por “puede comportarse como loca pero sabe muy bien de qué va la historia”.

Mirad su Luna, reina y señora de su carta natal, Juana fue una persona que se dejó llevar por sus emociones, fue una mujer visceral que sintió las cosas de una forma intensa. En cuadratura con el Sol provoca que el individuo tenga que escoger continuamente entre su ego y sus emociones, Juana no se dejó llevar “y ya está” por lo que pudiera sentir por Felipe. Más allá de la lucha de poder que había en este matrimonio (eso ya da para otro post), Juana también tuvo que escoger entre su ego y su orgullo o sus sentimientos.

La conjunción de Saturno, Marte y Plutón es demoledora. Su capacidad de actuación era bastante limitada, de carácter obstinado (mucho más obstinado de lo que suelen ser las escorpianas o quienes tienen el ascendente en escorpio), era una mujer que fijaba su atención en lo que era importante para ella. Capaz de sacrificar grandes logros con tal de tener las pequeñas cosas que ella consideraba importanes, Juana fue una mujer a la que le costó ordenador las prioridades de una forma razonable o inteligente y, a su vez, fue una mujer a la que le costó lograr sus metas pese a que estas, a la vista de los demás, no fueran importantes.

Eso también hizo que fuera imposible cumplir con sus responsabilidades profesionales (Saturno en casa X).

Saturno y Plutón en conjunción se confabularon para hacer que grandes golpes del destino cambiaran su rumbo, Marte y Plutón en cuadratura a Venus le regalaron una relación de pareja tormentosa, llena de conflictos en las que Juana encontró su diana perfecta para centrarse y volcarse.

Una mujer, que siente y se deja llevar por lo que siente, en un entorno que hacen que su vida no adquiera estabilidad (la única estabilidad que logró fue cuando su padre la encerró, e incluso en su etapa de encierro fue cambiando “a rachas” dependiendo de quién fuera el custodio, hubo épocas en las que estuvo bien atendida, con su hija pequeña, otras en las que estuvo maltratada, sola…), con un amor tormentoso con el que no consiguió resolver ninguno de sus muchos conflictos por la prematura muerte de él.

Creo que Juana fue una mujer que expresó sin tapujos todo aquello que le atormentaba, que es cierto que fue incapaz de olvidarse de la meta que le importaba (sentimiento) en aras de la meta importante (trabajo) pero es cierto que era una persona con tendencia a relacionarse con personas de influencia que buscaban manipularla o servirse de su posición. Su marido, su padre y su hijo, Juana sustentó con esa Luna en Leo el ego de los hombres de su vida.

Si Juana no hubiese estado enredada en una relación infernal que concentró toda su atención hubiese sido una gobernanta inteligente y sagaz, alguien involucrada en los problemas de la sociedad que hubiese entendido perfectamente las raíces de los conflictos. En otras palabras, si Felipe, su padre y su hijo no hubiesen estado ahí en medio Juana hubiese sido una muy buena reina.

Pero sí estuvo y Juana prefirió ser mujer, hija y madre. Y lo fue de forma atormentada. Y no estaba loca.

Fue una mujer que vivió haciendo lo que ella creía que tenía que hacer, no porque no fuese consciente de la realidad, sino porque a ella lo que le importaba no era lo que le importaba a las personas de su entorno, Juana no quería la corona ni se preocupaba por las luchas de poder. Su lucha de poder era con su marido, con su relación, con lo que ella quiso y ella decidió.

Laura Vera

Laura Vera, Tarotista y vidente española, realizo consultas de tarot telefonico, consultas de tarot en persona y participo en programas de radio y televisión relacionados con el esoterismo

error: El contenido de esta web está protegido por derechos de imagen y derechos de propiedad intelectual. No estás autorizado para utilizar el contenido ni las imágenes.
Search
A %d blogueros les gusta esto: