911196912 806430603

Éride

El mito de Discordia

manzana de la discordia

“La manzana dorada de la discordia” de Jakob Jordaens

Éride o Eris la conocí como Discordia años ha, cuando empecé a empaparme en el mundo de los mitos. Es con ella y su manzana dorada con quien nace una de las guerras más conocidas: la guerra de Troya.

¿Quién no conoce, ha oído hablar, ha leído algún libro o ha visto alguna peli inspirada en la Ilíada?

Su historia, para nosotros, empieza en la boda de Peleo y Tetis.

Los novios olvidaron enviar una invitación a su boda a Éride, hermana de Marte, conocida y reconocida follonera y lianta, y ya se sabe que los ausentes están muy presentes… en este caso con más razón porque Discordia se presentó en la boda y lanzó sobre la mesa una manzana dorada con la palabra καλλίστῃ (kallisti) -para la más bella- grabada en ella.

Afrodita, Hera y Atenea en un alarde de humildad reclamaron la manzana dándose por aludidas.

1 manzana, 3 diosas y Zeus (Júpiter) escogiendo a un príncipe pastor como el “elegido” para seleccionar cuál de las tres era la destinataria de la manzana de Discordia.

El príncipe pastor, Paris, escuchó las ofertas de las diosas: Hera le ofreció ser el hombre más poderoso, Atenea vencer en todas las batallas que se presentase y Afrodita el amor de la mujer más bella.

Ya sabemos con que pensó Paris y las consecuencias: 10 años de guerra y la caída de Troya.

Que luego, no tiene nada que ver con Discordia pero me parece un dato curioso, Helena volvió con Menelao y continuó con su vida de tranquis. Ardió Troya, ardieron los troyanos y Helena se reconcilió con su primer marido como si fuese lo más normal del mundo #mitosdeamor #comolavidamisma.

Eris en la Astrología

Eris

Eris, que además de desplazada en la ilustre boda también lo está en los carácteres y no lo encuentro para compartirlo con vosotros, llegó a la astronomía desplazando a Plutón. Sí, ella es la responsable de que en 2006 los astrónomos decidieran relegar a Plutón a planeta-enano.

Cosas de Discordia, luego ha resultado ser más pequeña Eris que Plutón.

Todavía estamos “procesando” cómo afecta Eris en las cartas astrales porque hace muy poco que ha sido descubierta, pero yo me voy a dar el lujo de dejaros mi opinión a través de las cartas que he podido interpretar y cómo hemos ido asimilando su presencia en función de los aspectos que forma con otros planetas o puntos de la carta astral.

Eris transita Aries desde el 1 de enero de 1927 y permanecerá en este signo hasta el 9 de marzo de 2048, su tránsito, como veis, es muy lento.

Éride es un planeta transpersonal por lo que su influencia es generacional.

¿Qué significa esto? Que al igual que Urano, Neptuno y Plutón su presencia en tu carta natal te condicionará de forma influyente si aspecta con algún punto de la carta relevante o con algún planeta.

Suele interpretarse con bastante cautela porque, como os digo, su descubrimiento es relativamente reciente, pero suelen asociarla a la rebeldía femenina. Para rebelde, creo, ya está Lilith. No creo que Éride esté relacionada con el empoderamiento femenino, ni con la rebeldía, ni con la necesidad de romper parámetros; Eris representa el punto de conflictos, lo que cuesta manejar y puede transformarse en “guerras” para ti. Es la incomodidad. La discordia.

Por ejemplo, Eris en una carta natal aspectando a Mercurio suele hacer que la persona tenga dificultades para que su forma de expresar no genere discordias, son personas con mucha tendencia a ser malentendidas o a expresarse de una forma demasiado visceral; Venus aspectado por Éride en la carta natal suele dar al nativo problemas para gestionar su economía ya que esta suele ser fuente de discordias y problemas. Eris aspectando a la Luna natal suele influir de forma pesimista, generando en el nativo una sensación de insatisfacción profunda.

En función de la casa donde se encuentre también encontraremos la parte de nuestra vida que es más difícil manejar para nosotros. Si está en casa I da al sujeto cierta conflictividad para fluir tranquilamente cuando se presenta, en la casa II lo que se quiere obtener de la vida y el mundo confronta o se ve dificultado por las pretensiones, en casa III confiere al individuo una forma de pensar poco calma y con un punto bastante retorcido, si tiene hermanos es frecuente que escenas de celos llamativas afloren entre ellos.

Como veis Eris no tiene nada de reivindicativa, es el caballo a domar, el problema, el reto, el obstáculo, la discordia.

Laura Vera

Laura Vera, Tarotista y vidente española. Realizo consultas de tarot telefonico, consultas de tarot en persona y participo en programas de radio y televisión relacionados con el esoterismo

error: El contenido de esta web está protegido por derechos de imagen y derechos de propiedad intelectual. No estás autorizado para utilizar el contenido ni las imágenes.
Search
A %d blogueros les gusta esto: