911196912 info@lauravera.es

Las 7 leyes universales

por | 31 12 2013

Las 7 leyes o principios universales metafísicos

7 son las leyes que rigen nuestro Universo, nuestro mundo, nuestras vidas. 7 leyes universales afiladas como una espada ya que si te paseas por la hoja el corte está asegurado.

7 leyes del universo

Existen varias versiones sobre el origen o el por qué de estas leyes, hay quienes dicen que estas leyes las crearon extraterrestres, energías, se han autogenerado solas o las ha puesto Dios o algún otro sucedáneo para que organicemos el pelotón que supone la vida, la realidad es que existan como tal o sean simplemente una extensión de la ley de Murphy estas 7 leyes existen y se aplican, llámalas 7 leyes universales, 7 leyes espirituales, 7 leyes de Hermes, Kybalión, las 7 leyes del éxito o las 7 leyes del post de Laura Vera.

Existen muchas páginas donde os explicarán detalladamente el funcionamiento metafísico de estas leyes (metafísica es el estudio de lo que está más allá de la física) pero yo prefiero intentar explicároslo de manera más sencilla y de la forma que creo que puede ser útil – que no es pensando en otras dimensiones-.

Vamos a conocer las 7 leyes.

La ley del mentalismo

Últimamente está muy de moda comentar que el libro del secreto dice que si tu piensas que algo bueno te viene tarde o temprano ese pensamiento se hará realidad. Al principio, cuando salió el libro me sorprendió que la gente se sorprendiera, yo he mamado la metafísica desde los 8 años y que para la gente no sea algo habitual… en fin, ese es otro debate, la cuestión es que al principio me sorprendió, luego me gustó la idea de que la gente comprendiera algo tan básico y, desde hace bastante tiempo para aquí, cuando alguien me dice que se ha leído ese libro y me suelta esa frase tan absurda de “pensar en positivo porque sí” – o similares- me chirrían los dientes al mismo tiempo que pregunto “¿Por qué?” Normalmente la respuesta es que se atraen cosas positivas pero cuando vuelves a preguntar porque la respuesta es un 95% de ocasiones “no lo sé”.

Bien, la ley o principio de mentalismo es la causa que generan que cuando crees -que no es lo mismo que pensar- en algo ese algo automáticamente empieza a tener forma y a crearse automáticamente. 

La ley del mentalismo se basa en que todo es mente

Siempre pongo el mismo ejemplo, si crees que te vas a caer al final te caerás. Lo sabes, ¿no? Lo das por hecho. Cuando creas que te vas a caer, te caerás. Tu crees algo, creas esa realidad y posteriormente la vives.

Si crees que todo va a salir bien al final todo va a salir bien. Lo sabes, ¿no? ¿seguro? ¿dudas? ¿Piensas en porque no te toca la lotería si estás pidiendo a gritos que te toque? Para afirmar que si creer que te vas a caer te caes tienes menos dudas, eso es porque tenemos tendencia a pensar en negativo porque las noticias negativas las escuchamos a diario refuerzan una educación en negativo, te han educado alertándote “cuidado con esto” “si haces x te pasará y – y es algo que provoca terrible sufrimiento, dolor o pérdida-;

¿A alguien le han dicho de pequeño “cuidado hijo, si miras el suelo te vas a encontrar un billete de 500€? Siglos y siglos inculcándonos prudencia acaban generando costumbres y respuestas por inercia, por eso tienes tendencia a creer que lo negativo es más posible que lo positivo y realmente con la mente se crea desde el convencimiento, desde la convicción no desde el “voy a probar a pensar durante dos minutos que algo me va a ir bien”.

Nuestro cerebro no entiende las bromas, en el momento que alguien expresa y tiene la convicción de que algo le va a ir mal automáticamente esa persona se está generando esa realidad. 

Vamos a cambiar el chip, vamos a cambiar nuestra forma de pensar, vamos a reeducarnos, vamos a ser realistas. La realidad es que eres tú quién decide como vas a estar tú. Ojo con las personas que viven por y para tener una pareja y ya tienen en el punto de mira a alguien, esto no sirve para que menganito me quiera porque estoy convencida de que menganito me quiere. No. Aquí decides tú, por y para ti, por y para nadie más – ni menos- que para ti. ¡¡¡A menganito déjale que decida pensar como le salga del huerto que para eso es su mente, su persona, su libertad y su realidad!!!

Intento pensar en positivo pero siempre me acaban asaltando los pensamientos negativos

Bien, eso es bueno, si estás intentando ponerlo en práctica y te das cuenta de que tienes hábitos difíciles de dejar o vienen pensamientos negativos lo único que tienes que hacer es agradecer a esos pensamientos que te quieran alertar, es un sistema creado por nosotros mismos para protegernos, pero no te lo tienes que tomar como algo que cuesta, tienes que pensar que el hecho de que te estés dando cuenta significa que ya estás dentro de este proceso, ya has dado el primer paso, alégrate de ser consciente de que piensas en negativo y corrige tu pensamiento o creencia.

universo supermercadoSi estás preocupado por la economía y quieres cambiar tu realidad aplicando la ley del mentalismo y, de repente, te descubres pensando algo así como: “no voy a llegar a fin de mes”, dale las gracias al pensamiento por intentar advertirte y dile “te lo agradezco pero este mes voy a llegar tranquilamente, estoy pagando mis facturas y tengo dinero suficiente para comer, comprar…”

No hace falta que digas exactamente eso, dilo a tu manera, lo importante es que el concepto lo tengas claro y el mecanismo también.

Otro error muy común es pedir en futuro, el día de mañana quiero… me gustaría que en un futuro… ¡No! ¿Cuando te dan algo que haces? Das las gracias, hazlo así, doy gracias porque tengo, doy gracias porque he podido, siempre en presente ¡¡vivimos en un eterno hoy!!!

Yo recomiendo empezar haciendo las afirmaciones por escrito, si cada día dedicas un rato a copiar esas afirmaciones adoptarás esa costumbre, el ratito que estés escribiendo tu atención se centrará en eso por lo que se generará una petición más “consistente”, eso si, tienes que ser consciente de dos cosas:

1. La cabra siempre tira al monte, puede darte pereza hasta que estés acostumbrado, luego ya te lo pedirá el cuerpo “Ay, hoy no he escrito!” pero antes de eso puedes pasar por la fase de perezositis “luego lo hago”, resiste!

2. Que dediques 5,10, 15 minutos cada día a escribir si luego no lo pones en práctica y te dedicas el resto del tiempo a ir pensando en negativo no haces nada, lo de escribir es una ayuda para concentrarte, no para que se haga el milagrito ipso facto.

 

Y con la ley del mentalismo lo dejamos por hoy, mañana más (nos quedan 6)

Ley de correspondencia

como es arriba es abajoEsta ley es algo menos entretenida que la anterior pero de aquí se deriva otro tema que a la gente le llama la atención. Como es arriba es abajo y viceversa es el lema o la función de esta ley. Esta ley es muy importante para los metafísicos o las personas que practican la metafísica ya que es uno de los argumentos que les da bastante autoridad moral para fundamentar sus creencias, estas personas suelen aplicar el que como es arriba es abajo y se supone que nosotros somos abajo y arriba está Dios pues todos somos creadores misericordiosos o con la capacidad, por lo menos, para serlo.

Esto es algo que discuto mucho, ¿Por qué Dios está arriba? ¿Por qué yo estoy abajo? En fin, estas y otras cuestiones no son las que os vengo a escudriñar aquí, en realidad, lo que me parece fundamental de esta ley es una aplicación que tiene de la que muchas personas son conscientes. Si como es arriba es abajo como estamos nosotros en un plano estamos en otro, dicho de otra manera, lo que te afecta en el plano emocional o mental te acaba afectando en el cuerpo físico -la salud-. No creo que sobre esto haya mucho que comentar hay enfermedades que médicamente ya están diagnosticadas como fruto de estados mentales o nerviosos, simplemente os dejo un enlace aquí y al final del post -para que no tengáis que rebuscar- que ya os lleva a la lista de enfermedades y las causas emocionales que tienen. De todas formas, recomiendo invertir 10 o 12€ en el libro de →Relación de enfermedades físicas con las causas emocionales

Ley de vibración

siempre hay una salidaEs la ley que determina que todo está siempre en movimiento.

Es la ley que demuestra que somos energía más o menos consolidada, es la ley que demuestra que podemos avanzar siempre en una dirección u otra, apliquemos como es arriba es abajo y lo mismo que nuestras pequeñas moléculas que nos componen se mueven continuamente nosotros también lo podemos hacer.

Hay quién aprovecha esta ley para hablar de dimensiones superiores para recordarnos que somos el último o penúltimo eslabón y nos queda mucho por aprender y crecer para ver luces ultraluminosas que existen y no podemos ver porque vamos más lentos. (ojo porque con esto, a veces, pegan unos calentones de tarro que se os puede ir un poquito la cabeza y olvidaros de que el mundo que pisáis afortunada o desafortunadamente es este, yo recomiendo siempre equilibrio, vivimos en el mundo real)

Yo no niego la existencia de estos otros planos o como se organiza tal lo que cuestiono, tal vez desde mi fuero interno lo critico, es el discurso. Lejos de preocuparnos por lo que sucede cuando se desintegra la materia que en realidad se supone que no es tal sino que pasa a un plano imperceptible para nosotros, creo, que lo importante de esta ley es que continuamente nos movemos, somos energía – esto fundamenta la primera ley, sí, la de si nos caemos o nos va bien- y, sobretodo, fundamenta que por muy mal que estés tienes salida, tienes opción a vivir cambios, a modificar lo que no te gusta en tu vida.

Y con esto, que no es poco, os dejo por hoy, en el próximo post os explico las leyes que faltan.

A todas aquellas personas que vivan la metafísica como una férrea convicción y forma de vida, y hayan podido sentirse dolidos por algún comentario aclarar que mi intención no es ofender, es mi punto de vista – y no lo he expresado demasiado abiertamente por no generar conflicto.

 

Share This