911196912 info@lauravera.es

Después de la muerte

la muerte

Deberíamos empezar por definir que es la muerte, no es un momento, la muerte es un proceso con el que se finalizan las funciones biológicas que dan vida al cuerpo.

La pregunta del millón es, nosotros sólo somos un cuerpo o el hecho de que el cuerpo deje de tener vida no significa que haya una parte de nosotros que aún perdura y pueda transformarse o seguir viviendo.

Desde un punto de vista cultural la vida después de la vida es algo que han dado por hecho muchas de las culturas. Los aztecas, los mayas, los egipcios… las culturas ancestrales ya creían que después de la muerte existía una prolongación de la vida que, dependiendo de los actos hechos en vida, iba a ser de una forma u otra.

Desde un punto de vista religioso la mayoría de las religiones conocidas actuales también dan por hecho que la muerte no es el final. El cristianismo, el islamismo, el judaísmo, el budismo… Lo que tienen en común es que han hecho de su piedra angular la vida después de la vida.

Las diferencias encontradas entre las culturas y las religiones son los destinos de las almas, que es lo que se supone que perdura de nosotros, una vez hemos fallecido. La mayoría de las culturas y religiones condicionan el destino del alma a los actos habidos en vida, cada uno lo llama de una forma parecida pero, a grandes rasgos, lo que trasladan estas creencias es que si actúas de la forma “correcta” vas a vivir después de la vida en un lugar más deseable y, por el contrario, si cometes actos sancionables moralmente el destino del alma no es tan agradable.

Parece que nos empeñamos en creer que la muerte no es el final de nuestra existencia. Puede que nos neguemos a creer que todo quedará en la nada después de fallecer.

Desde un punto de vista empírico hemos encontrado varios estudios que hablan de una forma amplia y explícita sobre experiencias que se desarrollan en el momento cercano a la muerte, e incluso, hay relatos sobre como se ha vivido la experiencia de la muerte por parte de personas que han estado clínicamente muertos y, posteriormete, han resucitado ya sea por medios médicos o biológicos.

raymond moody

Dr. Raymond Moody

El psiquiátra Raymond A. Moody, conocido por sus conferencias acerca de las experiencias cercanas a la muerte, nos relata en su libro Vida después de la vida la experiencia de 50 personas que han estado en situaciones cercanas a la muerte. En este libro se relata las situaciones vividas por parte de personas que en el curso de un accidente o enfermedad grave han estado cerca de la muerte física. Es importante remarcar que en las experiencias narradas por estas personas se dan unos puntos a tener en cuenta:

1. Ninguna experiencia es igual a otra, todas tienen muchos puntos en común pero la experiencia no se ha vivido de forma idéntica.

2. La gran mayoría han relatado de 8 a 15 puntos en común en esas vivencias, ninguno ha relatado los 15 puntos abstráctos en los que se basaría el informe.

3. No hay ninguno de esos 15 puntos que lo hayan vivido todas las personas del estudio,  hay experiencias o punto que se han repetido más y los hay que se han repetido menos, pero no hay ningún caso que los haya experimentado todos.

4. Tampoco hay una experiencia que solo se haya vivido en un caso, todas las experiencias las han vivido varias personas.

A través de este libro podemos entender que la conclusión es que la muerte no es el final, más allá de esta vida existe otra, y esta conclusión no la entendemos desde la opinión de un particular, esto se entiende a través de la experiencia vivida por muchas personas y compartidas con el Dr Moody.

El doctor Raymond Moody no es el único que ha investigado sobre los sucesos existentes en momentos en que la vida llega a su fin o lo que se produce tras la muerte, hay un estudio científico que se está realizando todavía que se inició en el año 2008 donde quieren conocer la experiencia de personas que han vivido estas situaciones límites. Este estudio se está realizando en hospitales de Canadá, Estados Unidos y Europa. Todavía no han salido a la luz los resultados.

doctor van lommel

Dr. Van Lommel

Otro estudio interesante es el que nos ofrece el holandés Pirn van Lommel que publicó en 2001 en la prestigiosa revista médica The Lancet. Este estudio fue  realizado durante cuatro años en 10 hospitales holandeses. Para este estudio se entrevistó a  344 supervivientes de un paro cardíaco para conocer las experiencias cercanas de la muerte, se eligieron a personas que habían vivido la fase de falta de consciencia cerebral que surge después del paro cardíaco y el cese de la respiración.

De estas 344 personas, un 4,4% (15 personas) vieron una experiencia de fuera del cuerpo, es decir, veían su cuerpo mientras esto sucedía desde fuera, describieron lo que sucedió, las personas que estaban en la habitación y lo que hablaban mientras se daba este proceso, se comparó la versión de los reanimados con las personas que estaban presentes y los relatos eran auténticos. De hecho hay una anécdota de un señor que pasó por esta experiencia y tras reanimarlo sus familiares buscaban la dentadura postiza de este. El paciente señaló al enfermero y el lugar, un cajón, en que la había guardado mientras tenía lugar su reanimación.

Aunque el porcentaje parezca bajo en realidad no lo es, haced cuentas de cuantas personas en la humanidad siguiendo este porcentaje deberían de tener estas experiencias.

Y, por último, pero no menos importante, si dejamos de lado las creencias culturales y religiosas y los estudios científicos, que son los que aportan seriedad al tema, hay que mencionar las sensaciones y experiencias propias. No es algo aislado el conocer a alguien que pueda contarnos que tras el fallecimiento de una persona querida ha notado una caricia, ha olido como olía esa persona o se ha podido manifestar de alguna forma esa persona.

Si sucediera de una forma aislada o poco común podríamos hablar de sugestión, es decir, que la mente es la que genera estas sensaciones por estar convencidos de que se van a vivir, pero lo cierto es que muchas personas ni tan siquiera creen en estos fenómenos antes de vivirlos. Ni es algo aislado.

¿Qué hay después de la muerte? Hay vida… yo creo que si, ¿y tú?

Share This