911196912 806430603 consultas@lauravera.es

Afirmaciones para mejorar nuestra vida

afirmaciones y decretosComo os expliqué en el post sobre las Leyes metafísicas Universales tenemos capacidad para atraer a nuestra vida todo aquello que deseemos.

Esto no es sentarse una vez dos minutos y hacer una lista de lo que queremos en la vida para que todo llegue encauzado, se trata de visualizar lo que deseamos y tener la convicción de que todo se pone en marcha para que esto llegue a nuestras vidas.

Recomendaciones para hacer decretos o afirmaciones

Siempre recomiendo a las personas que se inician en el arte de decretar  -decretar es la orden o petición que se le hace al Universo- que empiecen escribiendo, poco o de nada sirve pensar en que queremos algo y acto seguido ponernos a pensar en todo lo que puede suceder para que lo que queremos no llegue a nuestras vidas, por eso recomiendo escribir en una libreta cada día nuestros decretos, de esta manera, mientras escribimos visualizamos mejor lo que pedimos y nos centramos de lleno en esta idea.

No es aconsejable preocuparnos por como van a suceder las cosas, decretar es un ejercicio de fe, pide y el Universo se pondrá en marcha para que te llegue pero no pongas obstáculos creando dificultades mentales o preocupándote por como llegarán las cosas, recuerda que todo lo que pensamos se transforma en una realidad por lo que pensar en problemas es crear problemas.

Yo recomiendo que se empiece por pedir cosas pequeñas, cosas que no nos cueste imaginar que llegan a nuestra vida porque a medida que vayas viendo que funciona ya te irás soltando la melena para ir pegando tiros más grande, recuerda que antes de correr tienes que aprender a andar.

No hay un momento mejor o peor para ponerse manos a la obra, la ley de la causalidad dice que las cosas siempre llegan a nosotros por un motivo por lo que si estás leyendo esto tal vez es que necesitas ponerlo en práctica o, simplemente, conocer como se hace, si no te interesa ya te llegará el momento -o no, que no te quite el sueño-.

Sobretodo, super importante, no hay que pedir con angustia, no es lo mismo que una persona se te acerque en la calle y te pida de manera educada algo, por ej. “Hola, buenas tardes, soy menganito, me he dejado la cartera en casa y necesito un euro para poder pagar el autobús de vuelta, ¿Sería tan amable de prestarme/darme ese euro?” a que se te acerque alguien berreando o gritando desesperadamente que necesita un euro en su vida porque va a morir si no se lo das. Al primero, si puedes y quieres se lo vas a dar, al segundo, lo más posible, lo que le vas a dar es distancia porque vas a correr en dirección contraria. Con los decretos pasa lo mismo, desde la calma y la tranquilidad el Universo te escuchará mejor!

Por último, los decretos se hacen en presente y no en futuro, no es “el día de mañana” es hoy porque vivimos en un permanente hoy, cuando te levantes no será mañana, será hoy.

Que no puedes pedir con los decretos y afirmaciones

Nunca deben utilizarse los decretos para:

  • Pedir el mal para alguien, esto no es un instrumento para vengarse ni para poner la vida difícil a nadie.
  • Doblegar la voluntad de nadie, cada individuo tiene su libertad y sus propias herramientas, formas de pensar y decisiones. Tal vez no pretendas hacerlo con mala intención, pero pedir para otra persona es una descortesía y una manera de imponer tu voluntad olvidándote de lo importante que es que cada uno halle sus propias lecciones en la vida. Por ejemplo, puedes pensar que tu hijo de 30 años está viviendo el momento ideal para que se case y decides pedirle una novia que sea cariñosa, buena persona, etc etezá. ¿Has pensado en que si tu niño conoce a esa buena persona puede tener una relación que a la larga le haga infeliz y que, durante ese periodo de tiempo, puede que deje de hacer actividades que realmente si le hubieran permitido conocer a la mujer de su vida? Está claro que cuando has pedido no lo has hecho con ninguna maldad, al contrario, pero al inmiscuirte en la vida de otra persona no le dejas seguir su propio camino y, por lo tanto, no le haces ningún favor.
  • Cuando pides y se te da lo mínimo que puedes hacer es ser agradecido, nada de pedir para acabar diciendo “esto me hubiera pasado de igual forma si no lo hubiera pedido”.

Como decretar

Como he dicho antes si es la primera vez que lo vas a hacer coge una libreta y todos los días escribe las afirmaciones, que os dejo después de este apartado, que se ajusten a tus necesidades.

También puedes hacer tu lista personalizada:

“Por el Yo Soy, que Yo Soy (tu nombre y apellidos), en el nombre de Dios/Universo (o lo que creas), de forma perfecta y en armonía para todos pido:

Tu lista de deseos,

Gracias Padre/Universo, porque sé que ya me lo has dado.”

Intenta ser lo más descriptivo posible con lo que deseas pero nunca pongas como quieres que te llegue, por ejemplo es correcto poner: Quiero un trabajo de 8 horas como administrativo, con un sueldo de 1200€, en un lugar donde haya buen ambiente laboral y con compañeros que valoren mis aptitudes; no es correcto poner: Quiero que Manolo me llame mañana de 9 a 9:30 para trabajar en su empresa ADMINISTRATIVOS SA y trabajar en el turno de mañana con Antonia como compañera y llevarme genial con ella.

Afirmaciones y decretos para encontrar a la pareja perfecta

Disfruto del amor que tengo para compartir

Yo (tu nombre y apellidos) tomo la decisión consciente de encontrar ahora mismo a la pareja, compañía y amante perfecta para mi.

Me comprometo ya a encontrar a la pareja compañía y amante perfecta para mi.

Afirmo que ahora mismo voy a encontrar a la pareja, compañía y amante perfecta.

Afirmaciones y decretos para tener dinero

En el aspecto económico siempre soy una persona próspera

El dinero es sólo un medio de intercambio. Es una forma de dar y recibir. Cuando doy a la vida, ella me da abundancia en todas sus muchas formas, entre ellas el dinero. Siempre tengo seguridad económica. Es un placer manejar el dinero que me llega. Ahorro parte de él y gasto otra parte. Elimino los pensamientos de culpa, deuda y otras formas de pensar negativas orientadas hacia la pobreza. Siempre tengo suficiente dinero. Consigo créditos con facilidad. Pago mis facturas con amor y doy las gracias a mi verdadera Fuente.

Afirmaciones y decretos para mejorar la autoestima

Me elogio por las cosas que hago, grandes y pequeñas

Soy un ser maravilloso. Antes solía reprenderme y criticarme porque pensaba que así mejoraría mi vida, pero los años de críticas no me han servido para mejorar. De hecho, parece que las críticas hacen mucho más difícil cambiar y progresar. Así pues, cuando escucho mi monólogo interior y descubro que me estoy criticando, diciéndome que no valgo o que estoy haciendo algo mal, reconozco las viejas costumbres de mi infancia e inmediatamente comienzo a hablarle con amor a mi  niña interior. En lugar de destrozarme elijo nutrirme con elogios y aprobación. Sé que estoy en el camino hacia el amor constante.

Afirmaciones y decretos para superar el miedo

En este Universo me siento totalmente a salvo en cualquier parte

Elijo tener presente la Luz. Me siento a salvo en la Luz. Cuando surgen miedos elijo verlos como  nubes pasajeras y dejar que sigan su camino. No soy mis miedos. Estoy a salvo viviendo sin guardianes y sin defenderme todo el tiempo. Sé que lo que hago en mi corazón es importante, por eso empiezo conectando cada día en silencio con mi corazón. Cuando siento miedo, abro mi corazón y permito que el amor disuelva el temor.

Afirmaciones y decretos para nuestra empresa

Confío mis negocios a la Divina Inteligencia y voy de éxito en éxito

Recibo la guía Divina, y por lo tanto mi empresa prospera, se expande y crece. Ahora elijo liberarme de todos los pensamientos negativos y limitadores sobre la situación económica en general. Abro mi conciencia a la prosperidad pensando que grandes cantidades de dinero entran a raudales en mi cuenta corriente, y aceptándolo. Tengo dinero suficiente para gastarlo, ahorrarlo y compartirlo. La Ley de la Prosperidad mantiene circulando un abundante caudal de dinero que paga mis facturas y me proporciona todo lo que necesito y más. Ahora elijo ser un ejemplo viviente de la conciencia de la prosperidad. Vivo y trabajo con comodidad, facilidad y belleza. Tengo paz interior y seguridad. Veo con alegría y gratitud cómo mi empresa crece y prospera constantemente, mucho más allá de mis expectativas. Bendigo mi empresa con amor.

Search